sábado, 29 de noviembre de 2014

Pruebas de estanqueidad en instalaciones de fontanería

Prueba de estanqueidad en instalaciones de agua en fontanería


¿Cómo estar seguros antes de cubrir las tuberías de la obra que las mismas mantendrán la estanqueidad? Bueno, los instaladores de fontanería las prueban.

También llamada prueba de resistencia mecánica y estanqueidad. Estas pruebas están normalizadas por el CTE DB-HS4 en el apartado 5.2.1. Suministro de Agua y en el RITE 2.2.2.

Consiste en realizar una prueba para comprobar la ausencia de fugas y/o roturas. Es la única manera de saber a ciencia cierta que la instalación mantendrás sus condiciones de estanqueidad en el tiempo será mediante una prueba de presión.

Es obligatoria según las normativas antes mencionadas y prescriben el método de pruebas, este método está recogido en las normas:

  • ·         Tuberías metálicas: UNE 100151:1988
  • ·         Tuberías termoplásticas y multicapas: UNE-ENV 12108:2002 Método A
  • ·         Doc. Reconocido DRC 07/09 de la Generalitat Valenciana.


Según el CTE en su apartado HS4 para la puesta en servicio de las instalaciones:

5.2.1. Pruebas y ensayos de las instalaciones
5.2.1.1. Pruebas de las instalaciones interiores
  • 1. La empresa instaladora estará obligada a efectuar una prueba de resistencia mecánica y estanquidad de todas las tuberías, elementos y accesorios que integran la instalación, estando todos sus componentes vistos y accesibles para su control.
  • 2. Para iniciar la prueba se llenará de agua toda la instalación, manteniendo abiertos los grifos terminales hasta que se tenga la seguridad de que la purga ha sido completa y no queda nada de aire.
5.2.1.1. (sic) Pruebas de las instalaciones interiores
  • 1. La empresa instaladora estará obligada a efectuar una prueba de resistencia mecánica y estanquidad de todas las tuberías, elementos y accesorios que integran la instalación, estando todos sus componentes vistos y accesibles para su control.
  • 2. Para iniciar la prueba se llenará de agua toda la instalación, manteniendo abiertos los grifos terminales hasta que se tenga la seguridad de que la purga ha sido completa y no queda nada de aire. Entonces se cerrarán los grifos que han servido de purga y el de la fuente de alimentación. A continuación se empleará la bomba, que ya estará conectada y se mantendrá su funcionamiento hasta alcanzar la presión de prueba. Una vez acondicionada, se procederá en función del tipo del material como sigue:
    • a) para las tuberías metálicas se considerarán válidas las pruebas realizadas según se describe en la norma UNE 100 151:1988;
    • b) para las tuberías termoplásticas y multicapas se considerarán válidas las pruebas realizadas conforme al Método A de la Norma UNE ENV 12 108:2002.
  • 3. Una vez realizada la prueba anterior, a la instalación se le conectarán la grifería y los aparatos de consumo, sometiéndose nuevamente a la prueba anterior.
  • 4. El manómetro que se utilice en esta prueba debe apreciar como mínimo intervalos de presión de 0,1 bar.
  • 5. Las presiones aludidas anteriormente se refieren a nivel de la calzada.
En resumen y sin ser estricto con las normas UNE mencionadas, consisten en:

  • ·       Montar la bomba (con el kit de unión: manómetro y llave de paso) y llenar sin presión la instalación.
  • ·         Purgar el aire de la instalación.
  • ·         Cerrar las purgas y bombear hasta alcanzar 1,5 veces la presión de diseño en tuberías plásticas (aprox. 8 bar) y metálicas de ACS (mín. 10 bar) o 2 veces la presión de diseño en tubería metálicas de agua fría (Mín. 6 bar). Aunque sean habituales presiones mayores (habitualmente entre 15 y 25 bar) durante las pruebas por parte de los instaladores de fontanería. La subida de presión debe ser lenta.
  • ·         Repetir la operación cada diez minutos durante 30 min. La presión no debe descender más de 0,6 bar después de esta prueba y no deben aparecer fisuras.
  • ·         Comprobar toda la instalación en busca de posibles fugas.
  • ·         En caso de no detectar fugas de agua se reduce la presión a la presión máxima de la instalación y se deja durante al menos 60 (90) minutos, no debe descender d e0.2 bares.
  • ·         De estabilizarse la presión, es un indicativo de que todas la uniones han sido buenas y la instalación puede recibir el visto bueno del instalador.
  • ·         El resultado del ensayo debe registrarse.




Una vez realizadas las pruebas inicial y final:

Mantener una presión de 10 y 1 bares alternativamente en períodos de al menos 5 minutos y comprobar que no hay fugas.



A tener en cuenta:


  • Las pruebas se harán cuando las tuberías sean aún visibles en todas las uniones.
  • Las propiedades del material pueden verse influidas por la temperatura del tubo y el fluido.
  • No debe haber elementos como calentadores o grifos instalados. Se hace con tapones para la prueba que se dejaran colocados para el revestimiento de las paredes.
  • Las redes de ACS tienen sus pruebas particulares sobre las temperaturas a alcanzar.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada