domingo, 23 de noviembre de 2014

Suelo Radiante en Alicante

¿Qué es el suelo radiante?

Hoy día ya es más común escuchar que alguien tiene suelo radiante. Hace años este tipo de instalaciones infundían miedo por el hecho de esta bajo el suelo de la vivienda, pero la experiencia ha demostrado que son tremendamente seguras y que tienen unas enormes ventajas.

Pero qué es el suelo radiante sino un sistema de calefacción o refrigeración que utiliza a modo de emisor de calor o frío la propia estructura del edificio.


¿El suelo radiante contiene agua?

No siempre, en calefacción puede contener agua caliente calentada por una caldera o eléctrico mediante hilos de fibra de carbono. En ambos casos se emite el calor por toda la superficie del suelo.

El el caso de la refrigeración sólo se puede usar el agua, y se les conoce como suelos , pareces o techos "refrescantes". Están poco extendidos por la posibilidad de condensaciones y la necesidad de extraer del ambiente el exceso de humedad.

¿Cuáles son las ventajas?

Centrándonos en el suelo radiante de calefacción, es comúnmente aceptado que el suelo radiante es el que proporciona:


  • Gran confort quizá sea el mejor.
  • Ahorro, por ser un sistema de baja temperatura.
  • Muy buena relación con sistemas solares.
  • Mayor seguridad en casa.
  • No reseca el ambiente.
  • Evita pelusas.
  • No hay corrientes de convección que remuevan el polvo.
  • Permite usar la habitación por completo.
  • Libertad en la decoración, sin radiadores.


¿Y cuales son las desventajas?

La gran mayoría de las desventajas del suelo radiante están asociadas a un mal dimensionamiento, mala ejecución de la instalación o a supuestos ahorros no instalando los elementos necesarios para un buen funcionamiento.

Enumeraré algunos casos:


  • No sectorizar la vivienda mediante termostatos en todas las zonas/habitaciones para el control de las válvulas del sistema.
  • Mala regulación del caudal de los circuitos, lo que lleva a un desequilibrio del sistema.
  • Ahorrarse las regletas de conexiones para dar ordenes al conjunto emisor-válvula-bomba.
  • No preveer el mantenimiento del suelo radiante, que lo tiene.
  • Mal dimensionado, determinación de la potencia o elementos de control de la temperatura.
  • No tener en cuenta la temperatura exterior para regular el circuito.


Luego tenemos las desventajas clásicas del sistema: la inercia térmica y el coste de la inversión inicial.

El primero se minimiza con un dimensionado/control correcto y el segundo se recupera por el ahorro energético que supone el uso de calefacción de baja temperatura.

Es decir, el único inconveniente real es el desembolso inicial de una instalación bien ejecutada. Es un sistema caro en comparación con otros que proporcionan a su vez menor confort, por ello hay que valorar detenidamente las necesidades térmicas de la vivienda y dejarse asesorar por profesionales.

¿Se puede apoyar con energía solar térmica?

Sí, es uno de los sistemas ideales para realizar un apoyo mediante energía solar térmica. Pudiéndose conseguir ahorros importantes en gas, biomasa, gasoil o electricidad.

Si dispone de espacio es conveniente realizar un estudio para apoyar su instalación con energía solar.

Sin haber querido ser excesivamente riguroso mi intención es sólo aclarar algunas cuestiones que recibo habitualmente por parte de clientes interesados en este tipo de instalaciones para su hogar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada