miércoles, 29 de abril de 2015

Mantenimiento de equipos de energía solar térmica

Mantener equipos de energía solar térmica requiere tener conocimientos del funcionamiento correcto de una instalación térmica como esta.

Los elementos que suelen fallar en un sistema térmico son siempre los mismos, salvando la diferencia de que en este caso no podemos parar el sistema generador el: SOL. A menos que tapemos los captadores.

Es por eso que las instalaciones solares se diseñan pensando en la posibilidad de sobrecalentamientos.

Habitualmente se descuida el mantenimiento de los equipos en parte por desconocimiento y otras de forma deliberada en espera de que no ocurra nada.

cal en el interior de un depósito termosifónico



















La cal disuelta en el agua a altas temperaturas precipita formado los depósitos que se ven en las fotos.

Como vemos en la foto de la izquierda, el ánodo de sacrificio está consumido. 

En poco tiempo este depósito empezará a corroerse de modo que de un mantenimiento preventivo pasaríamos a uno correctivo encontrándonos ya de partida con un depósito que cómo mínimo puede costar 800 € más IVA.

Hay otros elementos que irán rompiéndose, poco a poco, en especial:

Llaves de corte: por no accionarlas nunca acaban "agarrandose".
Válvulas de seguridad: gotean (entendemos que no hay problemas de sobrepresión en la vivienda).
Juntas: por desgaste debido a las altas temperaturas.
Aislamientos: debido a la acción del sol se estropean.
Tuberías: atascadas por la cal, llegando a no salir agua caliente.

Dentro de la instalación es posible que otros elementos se vayan desgastando y que no tienen que ver con la parte expuesta al sol directo. Pero que son igual de importantes: válvulas mezcladoras termostáticas, llaves de corte,...



En otros casos podemos tener el depósito interacumulador en el interior de la vivienda:

En cualquier caso es conveniente el mismo mantenimiento, evitando así roturas costosas en el futuro.












No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada