miércoles, 14 de diciembre de 2016

El calentador se para después de un tiempo y el fallo es de sonda de humos

Ayer me pasó una cosa que no por normal no deja de extrañarme siempre que la veo, por su falta de lógica y por su falta de profesionalidad.

Ayer cómo cualquier otro día durante la sustitución de un calentador de gas por otro nuevo en este caso porque el calentador estaba obstruido de cal al igual que los latiguillos, el inquilino de la vivienda tras hablar con su casero deciden que está viejo que no vale la pena ni limpiarlo y que se debería sustituir el calentador. Yo en mi opinión estoy totalmente deacuerdo debido a que realmente aún habiendo limpiado ese calentador hubiesen tenido siempre problemas debido a su estado de conservación.

Y aquí viene lo común, al retirar el calentador veo colgando la sonda de revoco de humos. Esa sonda tiene un significado y no es el de fastidiar al usuario. Su finalidad es evitar que los humos vuelvan hacia la vivienda porque no pueden salir al exterior por la chimenea, evitando así el ahogamiento de los usuarios. Esta sonda se instala en las versiones de calentador para interior.

Así que voy a explicar un poco con algunas imágenes cómo funciona este dispositivo tipo "klixón" que no deja de ser un termostato:


El funcionamiento es sencillo mientras el tiro de la chimenea está libre y pueden salir los humos el dispositivo está "frío", se refrigera con el aire que succiona la chimenea por su forma de construcción. En el caso de que no salgan los humos o productos de la combustión es cuando no aspira aire frío sino que "revoca" introduciendo humos muy calientes en la vivienda, entonces es cuando el klixon actúa apagando el calentador y mostrando el indicador de fallo.

Hay que recodar que esos humos pueden matarnos por asfixia en el caso del CO2 o por envenenamiento en el caso del CO en una mala combustión.

Sin embargo, por comodidad hay "fontaneros y bricoladores" que deciden que si no funciona el calentador es porque el klixón está ahí para fastidiar y lo quitan.

klixón quitado en el calentador de ayer

Y ahí entra el problema, que ya no avisa cuándo los humos no salen bien. Uno podría decir que bueno que si hay ventilación, que si tal o cual cosa. Pero son todo excusas de mal técnico para no indagar en las causas y quedarse en los síntomas (pelas rápidas).

Cómo ya imagináis no me quedé en los síntomas, y ¿cuál era el problema?:

- La chimenea estaba totalmente obstruida por ramas y hojarasca, problema muy típico y que me llevó más de una hora limpiar debido a lo retorcido con dos codos de la salida y con el deflector pegado a conciencia con adhesivo bicomponente durante la obra de construcción del edificio para que no cayese por la fachada. Pero con paciencia, metiendo el brazo y varias herramientas como guías y muelle se consigue el objetivo.

Costó de sacar, de tan taponado que estaba no pasaba ni el muelle

Para que os hagáis una idea todas esas ramas abultaban lo mismo que un balón de baloncesto.

Y si alguno se pregunta porqué entonces, cambiar el calentador. No tenía nada que ver con esto, el calentador ni se enteraba simplemente tira los humos dentro de la galería y sigue funcionando al no llevar el "klixón". Así el supuesto técnico se va habiendo hecho que funcione el calentador a la primera y cobrando su "dinerillo" con ese truco que el sabe y que otro como él le enseñó.

Normalmente cuándo lo usaban decían que la galería olía a humo de calentador pero creían que era por lo viejo que era.

El calentador había empezado a dar problemas debido a que estaba completamente sucio de cal, se podría haber limpiado y sustituido la membrana pero debido a lo antiguo decidieron su sustitución por uno moderno y más eficiente.

Nuevo calentador en su emplazamiento

No debe engañar la supuesta ventilación que hay en la foto pues para la instalación retiré el toldo que mantiene cerrada si bien no herméticamente si casi por completo la galería.

Ahora el calentador funciona perfectamente con su sonda colocada y tras realizar todas las pruebas que indica el fabricante el mismo para comprobar los elementos de seguridad en su manual.

Por cierto, manual que muchos no deben haberse leído en su vida sino no irían quitando sondas cuándo estas sirven sólo para protegernos.

Los clientes muy contentos por la cantidad de agua caliente que sale y lo fácil que es regular la temperatura desde los grifos al mezclarla no como el antiguo que se apaga al mezclar lo más mínimo. Por mucho que explique que es por la cantidad de cal que tenía sólo ven su calentador nuevo, que la galería ya no huele a humo y que el calentador no hace ningún ruido al abrir el agua caliente.

Y yo contento a pesar del currazo de limpiar la chimenea por tener buenos clientes que agradecen el trabajo realizado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada